La credibilidad en la fotografía de prensa [Spanish]

By Andreina Fernandes, Universidad Central de Venezuela/SND

Cualquiera se preguntaría, ¿Qué tiene que ver Hannah Montana, la cantante estadounidense, en una charla sobre la fotografía en la SND? Para Ricardo Mazalán, editor de fotografía en The Associated Press en Bogotá, un fotomontaje de la cantante con una niña argentina sirvió como punto de partida para preguntarnos como fotógrafos de prensa, periodistas o en los medios sobre la credibilidad en la fotografía y en la prensa en general.

Más temprano se llevó a cabo la charla ofrecida por Pablo Corral (quién charló sobre “Photography as a tool for dialog”) a quien Mazalán recordó al exponer que hoy en día todo el mundo saca fotos, los mismos medios estimulan a que las personas saquen esas fotos, ya que les puede servir lo que toda esa gente con cámaras pueda ofrecerles sobre hechos noticiosos. Por esto, y gracias al “miedo” creativo de muchos fotógrafos, al ver las fotografías es difícil no sentir un sentimiento de “déjà vu”, como si estuviéramos repitiendo fórmulas, haciendo las mismas historias, con los mismos recursos, pero en lugares diferentes.

Para Mazalán, “La industria periodística se enfrenta al hecho de tener que conservar la credibilidad frente al exceso informativo”. Entre otras cosas, por el cuestionamiento que se genera alrededor de la misma y sobre el funcionamiento de la fotografía como elemento que recoge acontecimientos reales. “La credibilidad se vuelve importante ante el exceso de imágenes, la cual hay que proteger desde el fotógrafo hasta los medios”.

Se debe, además, sacar partido de los avances tecnológicos que no sólo le permiten al fotógrafo contar con un espacio ilimitado para lo tradicional, sino que sirven para acercarnos a “miradas frescas de lo cotidiano de las personas, de la vida”.

Sin duda, para Mazalán, es necesario seguir cubriendo los eventos que son de interés. Hay fotos que van a perdurar en el tiempo y que representan grandes momentos. Pero no hay que olvidar que hay mucha fotografía por hacer, no solamente en las grandes historias. “Tendemos a repetirnos y de alguna manera fotografiamos cosas que, probablemente, sólo vive el 10% de las personas”. El exceso de exposición de algunos temas (por eso se habla del “déjà vu” al ver un fotografía) es una responsabilidad de conjunto. Para Ricardo Mazalán es una responsabilidad que comparten desde los medios, hasta el público y los fotógrafos. “Por eso mantener y desarrollar la credibilidad son los desafíos para los fotógrafos como generadores de contenido”.