Es necesario tomar las fotos con el alma, con el corazón [Spanish]

By Ángeles Briones, Universidad Católica de Chile/SND

La segunda conferencia de Pablo Corral en el congreso de la SND09 estaba en el marco del programa de estudiantes. Sabiendo esto, Corral lo primero que hizo fue preguntar quiénes éramos los que estábamos presentes. El público estaba formado principalmente por estudiantes de diseño, y en minoría por estudiantes de periodismo e interesados en la fotografía. Una vez abierto el diálogo, Corral se presentó como fotógrafo y periodista, amante de los libros, docente en Miami y fundador de un sitio de fotógrafos latinos (www.nuestramirada.org).

Su gran pregunta era qué está pasando con la fotografía ahora. Con este cuestionamiento planteó que “la tecnología mató el secreto de la foto análoga”. Según Corral, ya no es necesario conocer las herramientas secretas del fotógrafo quien era el único que sabía de hazas, rollos y soluciones químicas reveladoras de la imagen. Así como el mago de Oz fue descubierto, la tecnología le ha quitado al fotógrafo la exclusividad del registro visual.

Hoy es posible obtener buenas imágenes de decente resolución con cámaras fotográficas tan buenas como las que un fotógrafo profesional puede obtener. Pero lo verdaderamente revolucionario es la distribución de las fotos, en nuevos espacios de exposición que también son producto de la tecnología. Corral asemeja esta revolución a la que vivieron los monjes escribas medievales: pues aunque eran los únicos que tenían las llaves del lenguaje (saber leer y escribir), quedaron prontamente cesantes luego de la invención de la imprenta de tipos móviles de Guttenberg. Fue la democratización del lenguaje escrito y hoy vivimos la democratización de la fotografía.

Al igual que con aquella primera revolución, donde comenzaron a abundar buenos y malos textos, hoy hay cientos de fotos, pero “pocas joyitas”. Hoy existen tantas imágenes y fotógrafos que no abundan las posibilidades de publicar. Por ello hoy hay que ir a lo esencial. Bajo esta premisa, la organización de fotógrafos reunidos en nuestramirada.org imprimirá próximamente una revista de fotografía conceptual de exponentes de la misma comunidad latina.

Corral hizo énfasis en dos aspectos actuales de la profesión del fotógrafo :

  1. Estar presentes a la hora de tomar la foto: “Uno esta vivo hoy y aquí, y hay que aprovechar eso! Eso te enseña la foto: que en ese momento la vida es esa: el cielo es azul, descubres esas texturas, y las observas”. De manera muy inspiradora, Corral invitó a su audiencia a que se hicieran concientes de que el momento en que la cámara dispara no se repetirá nunca más. Es un momento único y se debe estar despierto para capturarlo de la forma más completa posible.

  2. Usar la cámara de fotografía correctamente: la cámara es un arma, que debe ser disparada con especial cuidado. Es un puente que nos liga a ese momento, a ese lugar y a esas personas que serán retratadas. “Cada persona que conocemos en nuestras vidas se queda con nosotros, nos dejan algo. Somos la suma de nuestros encuentros”, explicó Corral. La foto es la oportunidad para ponernos en los zapatos de los otros. Lo más importante de la foto es conseguir la intimidad con el otro, conocer su historia y escuchar como es contada. Es necesario tomar fotos con el alma, con el corazón.

Según Corral, no hay nada mas fascinante que lo verdadero. Debemos aprovechar la riqueza de la complejidad del mundo, dándole importancia a nuestra historia. El uso de tecnologías para retocar imágenes tiende a distorsionar esa riqueza, esa verdad que está en nuestra historia. Es por eso que Corral recomienda usar esas herramientas de la tecnología con respeto y cautela.

Para terminar, Corral responde dos importantes preguntas respecto al grado de espontaneidad que alcanza en su trabajo, y sobre cómo se relaciona con el entrevistado. Para ambas respuesta se compromete como fotógrafo y como periodista, y como tal acepta la condición de que no es posible contralar siempre todas la variables que se encuentran a la hora de entrevistar a alguien, o de disparar la cámara. Advierte que es posible prever situaciones idóneas para tomar una buena foto, sin embargo siempre se debe estar alerta para inmortalizar el momento exacto. Respecto a como relacionarse con el entrevistado, señala que nunca es posible ser uno más dentro de una conversación o momento. Uno debe acercarse en puntillas, con mucho respeto y admiración.

Sin dudas, la conferencia de Pablo Corral es posible traducirla a muchas otras disciplinas aparte de la fotografía. La situación que muchos profesionales enfrentan producto de los nuevos medios y herramientas tecnológicas hace que sea necesario que tengamos presente más que nunca que pongamos en nuestro trabajo, el alma y todo el corazón.